Inicio:


En esta página web descubrirás cuál es al parecer, la cura de la fibromialgia, o como mínimo una de las posibles formas en que se ha conseguido curar (con un porcentaje de éxito algo mayor al 50%). Seguramente esta información sea totalmente nueva para ti y de entrada choque frontalmente con toda la información que hasta este momento tienes de esta enfermedad. Yo me curé de la enfermedad gracias a todo lo que aquí vas a aprender, así que puedo decir que hablo con conocimiento de causa. Prepárate para descubrir cuál parece ser la causa de la esta enfermedad y   el único tratamiento dirigido a corregirla en lugar de intentar mitigar sus efectos.

 



Los resultados obtenidos en más de 10.000 personas curadas de dolores crónicos en todo el mundo, -datos del Dr. Sarno y la TMS Wiki- no se pueden explicar si no es aceptando la veracidad de esta teoría.


 



 



 Es muy importante que leas primero todo este apartado y sobre todo, el apartado  Preguntas frecuentes antes de hacer clic en las otras pestañas de esta web, puesto que la comprensión de esta teoría, que resumo a continuación, resulta imprescindible para la comprensión del tratamiento.




Por ridículos protocolos médico-jurídicos, que explico en la web, este tratamiento no se homologó a nivel oficial, lo que condenó a esta teoría y tratamiento a no tener repercusión mediática, y a ser desconocidos por la mayoría de pacientes, asociaciones de fibromialgia y médicos. Este hecho, hace que la mayoría de personas sigan sin saber -y pero aún, en muchos casos sin poder creer- que la fibromialgia puede llegar a curarse en un porcentaje de alrededor del 50%. 




 


Resumen de esta teoría sobre la fibromialgia.


 

 Según esta teoría, creada por el médico estadounidense catedrático en reahabilitación John Sarno, la causa directa del dolor en la fibromialgia, es una falta local de oxígeno en músculos y a veces también en tendones y nervios en varias partes del cuerpo. Esta falta de oxígeno se produce a causa de un insuficiente aporte de sangre a estos tejidos, causado a su vez por la constricción de vasos sanguíneos. Este proceso se origina en el cerebro, mediante el Sistema Nervioso Autónomo, el cual hace que se contraigan determinados vasos sanguíneos del cuerpo que a su vez causan que pase menos sangre a través de ellos, lo que produce una disminución del aporte sanguíneo y por tanto de oxígeno a determinadas partes del cuerpo. La causa directa del dolor es la isquemia (isquemia es el nombre científico con el que se hace referencia a una falta local de oxígeno), aunque ésta también puede producir contracturas musculares, tendinitis y neuritis.



 


La naturaleza química del dolor (falta de oxígeno en determinados tejidos) explica el hecho de que el dolor sea tan intenso y a la vez que no se detecten anomalías estructurales en las pruebas diagnósticas de estos pacientes.Es más, esta teoría, pone de manifiesto que los pacientes no exageran sus dolores, sino que estos son extremadamente intensos aunque no se detecten anormalidades en las pruebas diagnósticas que se realizan a los pacientes. Se ha demostrado que una leve carencia de oxígeno a nivel de las células, es extremadamente doloroso, a pesar de no detectarse nada en las pruebas diagnósticas de imagen. Esto pone de manifiesto la ignorancia de aquellos médicos que niegan la realidad de la fibromialgia simplemente alegando que no se ve nada raro en las pruebas diagnósticas. Muchos estudios han confirmado esta falta de oxígeno en las zonas afectadas por el dolor, y esta teoría ha sido la única hasta la actualidad, que ha dado una explicación exacta a estos hallazgos clínicos.







 Sarno explica que el motivo por el que el cerebro decide iniciar todo este proceso en cadena resultante en faltas locales de oxígeno en determinados tejidos, es un mecanismo del Sistema Nervioso Autónomo para intentar proteger al individuo de emociones inconscientes o reprimidas especialmente angustiantes y amenazadoras.


El cerebro intenta que el sujeto preste atención a su cuerpo para desviar su atención de  emociones inconscientes angustiantes. Y ese es el sentido oculto de la fibromialgia, una medida desesperada que desencadena el cuerpo para proteger emocionalmente al individuo. Por tanto, la fibromialgia es un proceso mente-cuerpo. El dolor es orgánico pero la causa de la enfermedad es emocional. Hay que dejar muy claro que esto no significa que sea psicosomático o que el dolor sea psicológico o nada que se le parezca. El dolor es orgánico -y muy intenso- puesto que está causado por una falta de oxígeno en algunos tejidos del cuerpo, pero la causa que desencadena todos los procesos orgánicos que producen esa falta de oxígeno, son factores emocionales inconscientes.





Al ser un proceso dirigido por el Sistema Nervioso Autónomo (es un sistema que regula cientos de procesos orgánicos inconscientes) es algo que se produce de forma totalmente automática y fuera de la consciencia y control del individuo, por lo que el paciente no tiene ningún control del proceso.





Resultados terapéuticos y situación actual.




Los resultados terapéuticos presentan porcentajes de curación de entre el 40 y el 60% en personas con fibromialgia, en miles de pacientes. Aunque a nivel oficial, esta teoría y tratamientos no están aceptados, muchos médicos le han dado públicamente su apoyo . En EEUU ya son centenares los médicos y terapeutas que usan estos abordajes terapéuticos, y ya hay una asociación de fibromialgia que lucha por el reconocimiento oficial de la teoría del Síndrome de Miositis Tensional, la cual ha alcanzado cierta importancia a nivel médico con numerosos médicos tanto a su favor como en su contra.


El siguiente vídeo es un ejemplo de varios testimonios que se curaron de fibromialgiacon estos abordaje terapéuticos. María, que habla español en el vídeo, se curó con el Programa Terapéutico Completo, que puedes adquirir en esta web, mientras que los demás  siguieron  el programa de terapeutas de habla inglesa.


   

 







El dr Sarno descubrió esta teoría tras muchos años investigando, viendo pacientes,  muchos de los cuales no tenían diagnóstico y no respondían a ningún tratamiento conocido. En la década de los 70 (entonces no se sabía apenas nada sobre la fibromialgia) creó el término "Síndrome de Miositis Tensional" (SMT) -sobre el que escribo más en el apartado teoría- para referirse al proceso fisiológico que explicaba todo este tipo de dolores. Entonces llamó a su teoría Teoría del Síndrome de Miositis Tensonal o SMT. Años más tarde fue comprobando como muchos de estos pacientes que él había catalogado dentro del SMT, eran diagnosticados de fibromialgia. Progresivamente fue tratando cada vez más pacientes diagnosticados con fibromialgia y vio que respondían positivamente a su tratamiento, lo que le confirmó su hipótesis: que en realidad lo que él en la década de los 70 había etiquetado como SMT y lo que más tarde se llamaría fibromialgia son un mismo proceso. En otras palabras, que la teoría desarrollada por él llamada Síndrome de Miositis Tensional era la explicación a todos los interrogantes de la fibromialgia.





Aunque en sentido estricto, Sarno considera la fibromialgia como una de las formas más severas de Síndrome de Miositis Tensional, ambos términos se usarán indistintamente y de forma sinónima en esta página web. La única diferencia entre ambos términos es que un término es más general y médicamente menos conocido (Síndrome de Miositis Tensional) y engloba al otro (fibromialgia). Aclarada esta puntualización, debes tener claro que la fibromialgia es una de las formas que puede adoptar el SMT. Aunque en casos leves de SMT el dolor puede ser llevadero, en las manifestaciones más intensas de SMT como la fibromialgia, además del dolor severo, pueden presentarse síntomas psíquicos como cansancio, insomnio, fatiga, depresión,  u otros procesos orgánicos como  colon irritable  o Síndrome temporomandibular.




Según Sarno, la explicación a estos procesos de la fibromialgia es que tienen el mismo sentido biológico que el dolor físico: son procesos mediante los cuales la mente inconsciente intenta mantener ocultas determinadas emociones inconscientes especialmente angustiantes o dolorosas creando un mecanismo de distracción, y todos ellos se llevan a cabo a través del Sistema Nervioso Autónomo. Y recuerda, tu cuerpo desencadena todos estos procesos orgánicos sin pedirte permiso para ello, es decir, tiene su origen en la mente inconsciente y biológica, no en la mente consciente.








 La imposibilidad de reconocimiento oficial de esta teoría.


 


Esta teoría es escandalosamente poco conocida, al menos fuera de EEUU, principalmente porque no es aceptada por la comunidad médica, al menos de forma oficial, y por tanto no ha tenido difusión mediática. El motivo de la no aceptación oficial es la alegación científica de que una teoría que no se puede demostrar íntegramente en un laboratorio no puede ser aceptada por la ciencia. Por su parte, Sarno argumenta que evidentemente la naturaleza de su teoría la hace imposible de demostrar en un laboratorio. No se puede demostrar la unión mente-cuerpo como causa de la enfermedad al ser la mente algo no físico y no medible ni observable en un laboratorio; pero Sarno explica que el resultado de los tratamientos surgidos de su teoría evidencian la veracidad de la misma. A partir del desarrollo de protocolos de tratamiento inspirados en su teoría, han sido miles las personas que se han curado en todo el mundo, evidenciando así la veracidad de su teoría y demostrando la verdadera causa y naturaleza de la fibromialgia, aún cuando esta verdad no está oficialmente reconocida y sea tachada de ridícula por parte de muchos médicos.


Si la teoría que respalda un determinado método terapéutico no se demuestra en el laboratorio; el correspondiente tratamiento o tratamientos no pueden homologarse para usarse en hospitales, por muy efectivos que estos sean. Aunque parezca contradictorio;  a pesar de que un tratamiento funcione, éste no puede homologarse si no se demuestra en el laboratorio el proceso biológico y fisiológico mediante el cual funciona.





Aunque la "ciencia oficial" acepta que el estrés y los factores emocionales pueden ser una de las causas de la fibromialgia, no ha sido capaz de explicar cómo ni por qué; por lo que la teoría de Sarno no solo es la única que supone una explicación en este sentido, sino también la única que explica todos los interrogantes de esta enfermedad.

Como la teoría no pudo demostrarse delante del tribunal médico, este no la aceptó como cierta, y consecuentemente no se homologó dicho tratamiento. Eso hizo que esta teoría y tratamiento no se hiciera eco en los medios de comunicación, y hoy en día sigue siendo bastante desconocida a nivel médico pesar de los increíbles resultados terapéuticos.




 

Por otro lado, son muchos los estudios independientes que han comprobado que existe una falta de oxígeno en las zonas afectadas por el dolor en la gente con fibromialgia, aunque estos estudios no fueron capaces de explicar estas isquemias y se han quedado ahí. En la última década han surgido muchos médicos que han terminado apoyando la hipótesis del Dr. Sarno, especialmente en EEUU a causa de la evidencia de los resultados obtenidos en sus tratamientos y han surgido numerosas webs dando a conocer su teoría intentando ayudar a sanarse al mayor número de personas posible. No obstante, esta teoría sigue siendo muy desconocida fuera de EEUU, y apenas hay información en lengua española.




A pesar de ello, el simple hecho de descubrir esta página web, implica una gran esperanza para todos aquellos que intentéis superar esta enfermedad. No es mi intención crear falsas expectativas de curación, simplemente he recopilado en esta web toda la información sobre esta teoría para ayudar a curarse a todo aquel que quiera intentarlo. El siguiente video es una presentación de Hueftle y el Dr. Schubiner, dos de los principales terapeutas que siguen esta teoría. Por mi parte, te invito a leer el apartado Preguntas frecuentes , donde encontrarás preguntas sobre mí, y sobre muchas de las preguntas que seguramente tendrás en tu cabeza en este momento.










Nadie ha muerto directamente de fibromialgia. No obstante, nadie ha vivido tampoco plenamente con ella. Destroza cada vida en la que entra.


                                                                                                                                      Cita de Nancy Selfridge.